Poggiotondo

Situados en el corazón de la Toscana, entre Florencia y Pisa, los vinos de Poggiotondo son una expresión pura de la región de Chianti. Alberto y Alessandra Antonini, siguiendo los principios de agricultura orgánica, manejan sus viñedos en un ambiente natural y balanceado. La meta es elaborar vinos con un fuerte sentido del lugar, vinos que sean un símbolo de un territorio dado y respetado.

La región de Chianti

Entre Florencia y Pisa, en la región de Chianti, cerca de la montaña Montalbano y el mar Tirreno, Poggiotondo está inmerso en un antiguo escenario de granjas con un contexto de biodiversidad: viñedos, olivos, higueras, viejos árboles frutales, viejos robles, cipreses, arbustos de frambuesas y moras negras con una belleza natural excepcional. 

Terroir

El suelo tiene un origen marino como se puede apreciar por la presencia de fósiles marinos (conchas marinas), y su composición varía de una piedra caliza arcillosa más arenosa a otra más limosa. Su origen y la presencia de piedra caliza es importante para la calidad del vino porque le da energía, vitalidad y tensión que están definiendo el carácter de nuestros vinos.

Agricultura Orgánica

Seguimos un manejo tradicional del viñedo. Sin el empleo de químicos sintéticos, logramos una mejor calidad en la fruta, caracter, y posiblemente una longevidad de siglos para los propios viñedos.

Nuestro enfoque es tener un suelo vivo con una fertilidad naturalmente equilibrada; ésto se logra asegurándonos de tener una microbiología activa que sea responsable de garantizar una buena fertilidad.

Alimentamos a los microbios manteniendo en el suelo un buen nivel de biomasa, haciendo cultivos de cobertura entre las hileras y volviendo al suelo, después de compostar durante unos meses, los tallos y el orujo de la bodega.

Elaboración natural

Nuestra misión es hacer vinos de "terroir"; la elaboración del vino es coherente con los principios que aplicamos en los viñedos: utilizamos depósitos de hormigón para la fermentación, y envejecemos los vinos en grandes barricas de roble tostado y en depósitos de hormigón. No estamos utilizando ningún producto comercial como levaduras, nutrientes, enzimas o agentes de limpieza, sino sólo agua caliente y algo de azufre, nos gusta tener una bodega con mucha vida donde toda la microbiología que proviene de los viñedos puede encontrar un buen hogar para vivir y hacer su trabajo.