Château Fleur Cardinale

logo-blanc-trait-epais.png

Los viñedos

Los viñedos de Château Fleur Cardinale abarcan casi 23.5 hectáreas. La finca se encuentra en el pueblo de Saint-Etienne-de-Lisse, en la parte oriental de la denominación Saint-Émilion. La finca limita con Château Valandraud, un Premier Grand Cru Classé B.

La edad media de las vides en Château Fleur Cardinale es de 40 años y las variedades de uva consisten en 76% Merlot, 20% Cabernet Franc y 4% Cabernet Sauvignon.

 

La bodega

Las uvas de cada parcela se colocan en diferentes cubas para ser fermentadas por separado en función de los estudios del suelo y la naturaleza de las vides.

 

Se cuenta con 17 cubas de acero inoxidable troncocónicas con control de temperatura de arriba a abajo, lo que permite una mayor precisión en la gestión de las temperaturas y ofrece diversas opciones de extracción durante la vinificación.

A continuación, las cubas se mantienen a una temperatura de 5 ° C durante 4 a 5 días para la primera maceración en frío, seguida de la fermentación alcohólica durante 7 a 10 días y luego la maceración en caliente durante unos 10 días. El “remontado” se realiza por gravedad, evitando que el mosto sea “masticado” y evitando el estrés de la levadura.

Por último, tenemos el sistema de remontado "R’Pulse". Este sistema consiste en soplar aire en el fondo del tanque durante unos minutos mediante un émbolo. Luego, el orujo se desmorona por su base y todas las bayas se vuelven a poner en suspensión. Este proceso permite extracciones más homogéneas y respetuosas del fruto.

Los diferentes lotes (combinaciones de variedad de uva y tipo de suelo) se crían por separado en barricas nuevas de roble francés durante un período de 12 a 14 meses. El estilo y el "savoir-faire" de cada una de nuestras 10 tonelerías se combinan con el carácter de cada lote, de modo que el perfil particular de cada lote se puede mostrar perfectamente hasta el final del proceso de envejecimiento.