Prapian

Logo.PNG

Un terruño protegido del viento


La bodega Prapian está ubicada en el corazón de las colinas de Treviso, donde el vino está vinculado a la tradición y la cultura de una manera única e indisoluble. El cuidado y compromiso con el trabajo, la continua evolución y la flexibilidad de gestión y producción que lo caracterizan, se expresan en forma de muros, viñedos, caminos, tierra y cielo que se funden de manera única e irrepetible.

Prapian es un lugar muy especial. Los viñedos de la finca Prapian, que se encuentra en el municipio de Tarzo en la provincia de Treviso, se encuentran a trescientos metros sobre el nivel del mar; el suelo tiene un alto contenido mineral y la tierra es soleada, bendecida con agua y protegida del viento. Cada cosecha, esta tierra nos sorprende con su oferta única.

Hace millones de años, esta área estaba bajo el agua; el mar tenía un par de metros de profundidad y albergaba corales y algas que se convirtieron en los fósiles que encontramos en los bosques de castaños, hayas, olmos y robles.

 

En un buen día, se puede ver a lo lejos el mar Adriático y Venecia, que brillan en la distancia, en el extremo más alejado de las tierras bajas por las que fluyen los ríos Monticano, Livenza y Piave.

A su alrededor hay senderos que atraviesan pequeños arroyos, bosques salvajes y prados accidentados.

 

Prapian es uno de los terruños más característicos de las colinas de Tarzo - Valdobbiadene, que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Está en la zona central, es decir, la zona que produce vinos de gran valor gracias a sus pendientes.