Bodegas Exopto

El proyecto

La idea principal del proyecto es elaborar vinos distintos dentro del histórico contexto Riojano: vinos con más color y frescor, mejor expresión de la fruta y adaptación más fina del roble. Todos los vinos elaborados en Bodegas Exopto son ensamblajes de las tres principales variedades de uva de La Rioja. Según el tipo de vino, se usará la Garnacha para su fruta, el Graciano para su frescor o el Tempranillo para su estructura.

Bodegas Exopto, situada en Laguardia, es el testimonio perfecto de un complejo equilibrio entre modernidad y tradición: las diferentes parcelas de viñedos tienen entre 30 y 90 años y los depósitos de la bodega están hechos de roble u hormigón, materiales muy tradicionales y nobles que permiten al vino expresarse y desarrollar una gran complejidad de aromas y sabores.

Elaboración

La totalidad de la uva elaborada en Bodegas Exopto proviene de viñas viejas conducidas en vaso. La vendimia se hace manualmente, en cajas de 15 Kg.

Todos nuestros vinos están elaborados en depósitos de hormigón o tinas de madera. Lo que buscamos sobre todo con estos materiales es la porosidad que favorece la oxigenación de los vinos para estabilizar el color, evitar problemas de reducción y redondear los vinos.

Además por el grosor de sus paredes, estos depósitos tienen muy buena inercia térmica que nos permite mantener la uva fresca a principio de fermentación para luego subir progresivamente hasta 28ºC para una maceración óptima.

Después de la fase fermentativa, utilizamos estos depósitos para criar Garnachas y Tempranillos más afrutados que irán en el ensamblaje de nuestro vino bozeto.

Crianza

La crianza en barrica tiene un papel muy importante en el diseño de nuestros vinos. Para Horizonte de Exopto, el vino entra en barrica nada más terminada la fermentación alcohólica para realizar la fermentación malo-láctica en contacto con el roble. Practicamos una crianza sobre lías durante los 6 primeros meses para ganar en volumen y grasitud.

Utilizamos exclusivamente barricas de Roble Francés. Al igual que ensamblamos las distintas variedades de uva, también jugamos con distintos perfiles de barricas: granos finos para favorecer la oxigenación del vino, granos medios para preservar la fruta. Los distintos tostados también aportarán complejidad: borgoñés para mineralidad y estructura en boca, largos y de poca intensidad para respetar la fruta y el equilibrio del vino.