Bodegas Valdespino

El origen de la Bodega Valdespino es antiquísimo. El primer miembro de la familia Valdespino que se dedica al cultivo de viñas y la crianza de caldos jerezanos fue Don Alfonso Valdespino, contemporáneo del Rey Alfonso X El Sabio (combatió a su lado en la Reconquista de Jerez de la Frontera de los árabes en el año 1264). Una vez finalizada la reconquista y como a los restantes caballeros, el Rey le premió con la cesión de tierras y fincas en la ciudad de Jerez, iniciándose así la larga tradición de los Valdespino vinculados con el vino de Jerez.

Aunque desde el año 1430 ya existían actividades comerciales, la firma A.R. Valdespino nace en el 1875. En Mayo de 1883 entra en la Real Orden de Proveedores de la Real Casa y también son proveedores de la Real Casa de Suecia desde 1932.

Los Valdespinos tuvieron la previsión de registrar el término SACRISTÍA como marca comercial, y así consiguieron para la misma protección legal en el registro de marcas y patentes desde el año 1910. Con posterioridad otros registros han ido dando solidez y protección a esta marca, que aunque otros pretenden ahora utilizar, solamente es la Casa Valdespino la que a ello tiene derecho.

La Bodega Valdespino produce también el fino Inocente, único vino de Jerez que procede de una sola viña, en el Pago de Macharnudo, y el único que todavía se fermenta en botas de roble de unos 500 litros de capacidad, siendo ahora lo normal la fermentación en tanques de acero inoxidable de hasta 50.000 litros. Seguramente es también el único vino que tiene 10 criaderas, en lugar de las 2 ó 3 como máximo que corrientemente tienen los demás.